¿Se puede y se debe controlar el desarrollo espontáneo de nuestras ciudades?

Múltiples ejemplos demuestran que del desarrollo espontáneo pueden surgir áreas maravillosas en las ciudades, llenas de vida, cultura, entretenimiento y diversidad.

Pero también el crecimiento espontáneo puede reforzar la inequidad, el deterioro ambiental, la inseguridad y la precariedad económica.

Fotografía del Barrio San Felipe (Bogotá). Un ejemplo de transformación espóntanea positiva de un barrio residencial en un distrito artístico en proceso de consolidación.

 

¿Cómo lograr una planificación que aproveche lo mejor de la espontaneidad y corrija las enormes deficiencias que ésta puede generar?

Las dinámicas económicas son unas de las principales fuerzas transformadoras del territorio; las ciudades como conglomerados de personas representan el mejor espacio para el intercambio y crecimiento económico, y es por esto que el análisis de sus cambios permanentes se hace fundamental a la hora de planificar nuestras ciudades. Entender y analizar los factores que facilitan la dinamización de diferentes sectores económicos en la ciudad, tales como la accesibilidad, el tamaño de la propiedad, el transporte, la conectividad con el mercado potencial, los precios del suelo, el acceso a servicios complementarios, etc, es una tarea inherente de la planificación.

El planificador debe tener un rol proactivo y no reactivo. Debemos pasar la planificación de “espejo retrovisor” que va detrás de los cambios formalizando lo que surge informalmente o renovando los espacios cuando ya han avanzado demasiado los procesos de transformación. En lugar de ésto, debemos propender por el entendimiento de las dinámicas propias del territorio e ir adaptando la planificación y la norma para aprovechar ventanas de oportunidad sin pretender controlar cada detalle en la forma en la cual crece y se transforma la ciudad. Muchos son los ejemplos que tenemos de normas exhaustivas que terminan generando más limitantes que posibilidades de desarrollo urbano.

La planificación debe partir de entender que hay una importante fuerza de mercado y de precios que es transformadora del territorio. Hay que comprender esta fuerza, monitorearla y definir unas reglas de manejo, que permitan cierto margen de maniobra e independencia. El monitoreo permanente y análisis de los procesos de transformación urbana, nos puede permitir hacer ajustes más oportunos para corregir tendencias negativas o potenciar cambios positivos en la ciudad.

Ciudades 24 horas – La noche como una solución a las pandemias y la economía

Ciudades 24 horas – La noche como una solución a las pandemias y la economía

Continuamos con nuestra serie de ciudad y pandemia haciendo algunas reflexiones sobre la situación que atravesamos en este en este momento. Vamos a referirnos a la noche y qué papel puede jugar como estrategia para recuperar la economía y poder superar la crisis que se está generando por la falta de generación de empleo y de ingreso a la mayoría de la población.

WhatsApp